Jornada 16: Se ajusta

La Liga macro, la Liga del gigantismo se ha cerrado tanto que nos cabe en un gol. Eso es lo que separa al Barça de Atlético. 44 a favor y 10 en contra unos; 43 a favor y 9 en contra los otros. Con el tres a cero que finiquitó al Valencia y de paso dejó sin empleo a DjukicSimeone se asomaba a la banda y arengaba “¡Uno más, uno más!”. Y el Atlético volcánico de la segunda mitad lo intentaba.

Resistió bien el Valencia la primera, con sus jugadores livianos de mediocampo combinando rápido y cortocircuitando la habitual presión atlética; pero, ay, sin veneno, sin amenaza real. Finos y blandos lo medios del Valencia simbolizan al conjunto: les falta un “eso”, un plus de carácter, de mandíbula de piedra, de encaje y, sobre todo, de continuidad. Así el Valencia se disolvió en un partido que subió de voltaje demasiado rápido para su resistencia.

Diego Costa martirizó a los centrales durante todo el partido; no hace distinciones entre las fases buenas o malas de su equipo, aunque claro, cuando éste pisa a fondo, en bloque, Costa se convierte en un martillo implacable, la terminación perfecta de un grupo formidable. Marcó dos goles y sacó dos penaltis (uno que fue y otro que no), y, más que cualquier otra cosa, marcó el ritmo a sus compañeros, les dio todas las opciones posibles. Se vive bien con Diego Costa por delante; todo parece más fácil cuando el tanque ha barrido la defensa contraria. Raúl García está siendo el mejor ejemplo: reconvertido a delantero líquido, o a centrocampista tramposo, parece un Poyet reencarnado y, como aquel formidable jugador del gran Zaragoza, es indetectable y mortal. El Atlético es así: no está, llega.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedan todavía dos fechas para llegar al Atlético de Madrid-Barcelona del 12de enero, pero nos parecen insípidas, con un algo de trámite, de sala de espera del dentista. Todas las señales indican que ése es “el” partido y que, con el Real Madrid distraído en su autocomplacencia, la Liga se resume en un duelo privado.

Jugó muy mal otra vez el Madrid, y muy bien Osasuna; y pasó una de esas cosas que hace unos años eran corrientes y hoy se han convertido en extraordinarias. Hace no tanto se diría que el Real Madrid sacó un punto de El Sadar (actual Reyno de Navarra): cuando el Osasuna de los polacos, se diría que el haber salido vivos ya contaría como triunfo. Hoy, en cambio, se han perdido dos puntos que en Ligas de a centenar suenan a despedida.

Sufrió el Madrid como suele sufrir en El Sadar, y sólo el desgaste y un córner impidieron la derrota. Ramos saludó con el codo a su característica manera y conserva el récord de jugador más expulsado de la historia madridista; es un mérito nada desdeñable, por edad y por la competencia de jugadores legendarios como Benito y Hierro. Pero la culpa es del árbitro, claro, que ocupa páginas y letras donde no se habla de una primera mitad inerte, a merced del Osasuna.

El Real Madrid parece como instalado en la tercera posición, pese al empujón de juego y victorias de los últimos partidos, que ha colocado al Athletic cuarto todavía a ocho puntos (que son puntos) y con esa la fantasía de un Atlético desfondado que cada vez parece más fantasía, con lo cual los cinco puntos de distancia por arriba resultan ser sólidos.

Total, que la Liga a la altura del parón navideño (¿por qué?) se ha definido con claridad, con un dúo en cabeza que se ha dejado sólo cinco puntos en el camino y una pelea casi igual de cerrada por el cuarto puesto entre Athletic y Villareal, con una Real emergente como challenger. Lo demás…, entre los restos de la clase media, cada vez más escasa, y una larga fila de desclasados que pelearán, al montonín, por no descender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s