Lo de Neymar… era verdad

Pues resultó que era verdad. No pasa todas las veces y, oye, es normal desconfiar. Hay demasiados jugadores del Youtube que prometen el oro y el moro y luego resultar ser de cartón piedra, píxeles sin mayor talento que el malabarismo. Pues eso, que estamos sobre aviso, que los representantes son unos fieras y colocan a cualquier tipo de peinado estrafalario en equipos punteros después de vocear que lo quieren otros tantos equipos punteros. Que si, que sí, que eso pasa todos los veranos.

Pero esta vez no, esta vez fue de las buenas y todo lo que decían de él era verdad y todo lo que veíamos de él también lo hacía así, como si no costase, con la facilidad de los que tienen el talento gratis y no se han tenido que fabricar un remplazo que cumpla la misma función pero con mucho más estrés en las juntas.

Nada, que Neymar era de verdad, que no era un invento y que se ha ganado dos partidos seguidos no sé si tanto como él solo pero si haciéndolo funcionar todo entorno a su fútbol. En Champions contra el Celtic costó más y fue más feo porque en Glasgow hubo cerrojazo y defensa todos-a-una pero el sábado contra el Valladolid se desató. La primera parte todavía hubo desorientación y poca coordinación, había mucha novedad en el once, con Song remedando a Busquets, Bartra ganándose el puesto y Cesc otra vez tartamudeando el idioma Barça, y el Valladolid defendía arriba y con el balón, jugando fluido contra un rival destensado, sin la presión famosa que Martino puja por recuperar.

Uno a cero y todos a mirarse extrañados. Otro córner mal defendido y de jugar al fútbol lo justo. Avisó Bartra con un tirazo desde lejos, atrevido que se ha vuelto, e igualó rápido Alexis, que es otro, con un gol macanudo desde la frontal; zapatazo seco que le arrancó las hierbas al balón y para adentro. Luego empezó a sentir Neymar la corriente, notó que el equipo lo necesitaba y tomó el mando desde esa posición de nueve líquido que ha convertido en mito viviente a Messi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guardiola explica que la razón del cambio de Messi al centro desde su posición original de extremo se debió a que él siempre ha pensado que allí es donde se hace el fútbol y donde los grandes jugadores deben de operar. Si uno quiera mandar en el juego lo tiene que  hacer en el centro mismo del juego, con todo girando en torno suyo. La sensación es que Neymar terminará de modo natural por reclamar lo mismo, su repertorio desborda las labores de extremo que por ligero y driblador parecen casarle. Allí jugaba en Brasil, es cierto, pero era solo un punto de partido y lo hacía con mucho campo por delante en un equipo metido atrás que rifaba el balón hacia su zona de influencia; con lo cual partir desde una guarida cerca de la cal le resultaba más cómodo y le ofrecía más ángulo y más espacio.

A través de Neymar inclinó el Barça el partido y logró que un buen Valladolid no se le subiese a las barbas. Suficiente para que la salida en la segunda mitad supusiese el inicio de un partido nuevo. Martino adelantó a Alves, más interior que lateral y con eso ganó el centro del campo. También Neymar reculó un poco más, vértice del triángulo que formaba con Tello y Alexis, incansable en el desmarque y la distracción, arrastrando siempre con su laboriosidad y dejando limpia la jugada.

Xavi ganó un par de amigos en el centro y el equipo se reunió entorno al balón adelantándose en bloque. A eso se unió una presión ausente en el primer tiempo que, literalmente, echó al Valladolid del partido. El campo del blaugrana y de Neymar estaba en todo, cada arrancada era un desequilibrio fatal, cada pase inteligente, ahora aliviando ahora picando, una solución andante, flotante más bien. El Barcelona jugaba arriba y quitaba rápido, el segundo gol fue un primor de precisión y velocidad y la sensación global insólita: por primera vez en casi dos cursos completos el Barça sin Messi era un equipo autónomo.

Neymar encaja como un guante, es un recambio perfecto, si Martino logra que además sea un complemento igual de ideal cuando Messi esté sobre el campo, sumémosle además a Iniesta, el Barcelona será otra vez temible en cualquier campo y en cualquier circunstancia. El brasileño resulta que no solo era lo que se oía en sus grandes éxitos, sino que tiene una discografía de cuidado, temazos individuales y colaboraciones memorables y versiones de altura, no solo era un solista, ya se ve, también es un fabuloso músico de sesión de estos inagotables Muscle Shoals que son el Barcelona, el mejor soul  futbolero de la historia.

Mientras tanto… en una galaxia lejana, muy lejana.

El Real Madrid ganaba en la agonía al Levante con dos goles en el descuento. Morata resucitaba el espíritu de Juanito, pobre. Estamos en la jornada 8 y la testiculina es el argumento único.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s