El juego es un fastidio. La Liga, jornada 13

Uno falta de casa una semana y al volver se le han muerto la mitad de las plantas. Mourinho, en lugar de regarlas se enredó con su cosas, sus calendarios, sus ambigüedades y sus placas de ego centenario. Total que no las regó. Once puntos son muchos puntos para pensar en una remontada fantástica en todas sus acepciones. El Madrid, como todos los equipos de Mourinho y como sí mismo desde hace un montón de temporadas solo se justifica en la victoria, y a veces ni en esos, porque no la disfruta. El juego es un engorro para llegar al objetivo que es ganara, y si se acortan las distancias y se elimina el juego dela ecuación ganara se convierte, a al vez, en problema y solución.

Entonces resulta que no ganas y que tampoco tienes juegos. La solución es la nada. El Madrid busca feas excusas pero los once puntos no disminuyen y la Liga ya se les ha terminado. O peor se les acaba de hacer larguísima. Y además la jornada que sigue reciben a un Atlético de Madrid iluminado, regenerado, que les saca ocho puntos y puede culminar el largo viaje desde la oscuridad descalabrando a su vecino a modo de ritual de sangre.

El Betis tuvo su propia ración de regeneración personal el sábado. Después del arrollón que le metió el Sevilla la pasada jornada ofreció la cabeza del gigante a su afición para hacerse perdonar. Jugó muy bien además, con Beñat dirigiendo y ejecutando, tranquilizando y llegando. Sin duda es uno de esos centrocampistas secretos que lo hacen todo más fácil para los que tiene alrededor. Un jugador maravilloso, una de las joyas de la Liga. Su Betis se coloca a solo cuatro puntos del Madrid, lo mismo que el gran Málaga de Pellegrini, que pasó por encima del Valencia, un equipo lleno de neurosis incapaz de tranquilizarse.

La conclusión es que pinta feo para el Madrid y que no apostaría ahora por al continuidad de Mourinho, empieza a emitir sus señales habituales de incomodidad. Martí Perarnau escribía hace poco su diagnostico: a Mourinho le falta Guardiola. El Archivillano se desorienta ante la ausencia del Superhéroe. ¿No se volvería cuerdo el Joker si Batman colgase el manto? Así que la culpa es de Guardiola, por romper el equilibrio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por si fuera poco el Barcelona ya casi ha terminado de ajustar todos sus mecanismos. Ahora juega del derecho y del revés. La velocidad y la pausa, la aceleración y la quietud, elástico y contundente. Lo hizo cumpliendo el viejo sueño cruyfista de alinear 11 jugadores de casa.10 de salida y una alineación completa tras la lesión de Alves y la entrada de Montoya, que mejoró todavía más al equipo. Es el triunfo de una idea, una rareza en mitad de la modernidad en al cual convergen lo romántico y lo eficiente. Por eso el modelo del Barça dentro del campo es tan difícil de imitar, porque su cimientos está fuera de él.

Ayer masticó al Levante hasta que lo deshizo. Paciente y rumiante. Los primeros 45 minutos fueron un partido de verdad porque los de Juan Ignacio Martínez son un equipo de verdad. Organización, conocimiento del juego y buena valoración de las habilidades propias. Cerraban en bloque y buscaban rápido a Martins, casi siempre a través de Barkero y Juanlu. Pero ayer el Barcelona había recuperado a Puyol y Piqué tensando lo que antes estaba flácido. Tumbados a la izquierda con Alba y un Iniesta grandioso buscaban abrir siempre, empezar por dentro y terminar por fuera, como hace este Barcelona de Tito.

Veinte minutos del glamour al inicio de la segunda mitad hicieron efectivo y espectacular el trabajo minucioso de los anteriores. Messi, que jugó poco y decidió mucho ya le muerde al Torpedo Müller las orejas y el solo lleva más goles, 19, que cada uno de los equipos de la Liga del quinto para abajo, los mismos que el Málaga, cuarto y uno menos que el Betis, quinto. Así que la sensación presente de este Barça no puede ser más descorazonadora para con la competitividad el campeonato. Todo lo cual hace más y más admirable la fe del Atlético de Madrid, aunque el suspense no radique en si podrá cazar al líder, sino cuanto será capaz de mantener la carrera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s